Cinco iniciativas del 2016 que impulsaron el software libre en Europa

https://opensource.com/sites/default/files/styles/image-full-size/public/envelope-yearbook-open.png?itok=kOpj4nTc

 Imagen de Opensource.com. CC BY-SA 4.0.

 

Traducción del artículo original 5 initiatives that pushed the free software envelope in Europe in 2016 de OpenSource.com

Noticias de software libre de Rusia, Bulgaria, Países Bajos, Alemania y la UE en 2016.

El sector público tiende a retrasarse respecto al sector privado cuando se trata de adoptar nuevas tecnologías. Esto también es cierto cuando se trata de la adopción de software libre. Aunque las empresas ven ampliamente las tecnologías libres como una bendición, las organizaciones gubernamentales a menudo todavía están encerradas en software propietario y trabajan con estándares cerrados.

Dicho esto, algunos países están avanzando hacia las tecnologías de código abierto.

 

1. Un proyecto de ley hace del software libre una prioridad en el sector público ruso

El borrador del proyecto de ley, aprobado por la Duma de la Federación de Rusia (legislatura) a mediados de octubre, requiere que el sector público priorice el software libre sobre las alternativas propietarias, da preferencia a las empresas locales de TI (tecnologías informáticas) que producen software libre para licitaciones públicas y reconoce la necesidad de fomentar la colaboración con la red mundial de organizaciones y comunidades de software libre.

El proyecto de ley pretende reducir la dependencia del sector público ruso de los proveedores no rusos, impulsar la industria local de TI y aumentar la colaboración con las organizaciones de software libre y las comunidades.

 

2. Enmiendas a la Ley de Gobernanza Electrónica de Bulgaria allanan el camino para el software libre

Cambiando un poco hacia el oeste, y en una vena similar a la ley rusa descrita anteriormente, Bulgaria enmendó su Ley de Gobernanza Electrónica para exigir que todo el software escrito para el gobierno sea de código abierto y desarrollado como tal en un repositorio público (es decir, el gobierno búlgaro está configurando su propio GitHub).

Bozhidar Bozhanov, asesor del viceprimer ministro búlgaro y la persona que diseñó ley de piratería búlgara, dice: "Significa que cualquier software personalizado que el gobierno obtenga será visible y accesible para todos. Después de todo, es pagado por los contribuyentes de dinero y que ambos deben ser capaces de ver y beneficiarse de ella. "

Este es un sentimiento común, impulsado por grupos como la FSFE (organización hermana europea de la Free Software Foundation). De hecho, los gobiernos europeos que han adoptado el software libre se han convertido un poco en tendencia en los últimos años. Las directivas de la UE que exigen más transparencia en las adquisiciones a menudo hacen que la única opción viable sea la adopción de licencias gratuitas para el software hecho por o para la administración pública.

 

3. Países Bajos adoptan normas abiertas

Los Países Bajos están adoptando medidas para que el uso de estándares abiertos sea obligatorio para las administraciones públicas. Una ley propuesta por la parlamentaria holandesa Astrid Oosenbrug fue adoptada por la cámara baja del parlamento en octubre y entrará en vigor en 2017. Oosenbrug dice que el ministro previamente acordó hacer los estándares abiertos obligatorios. "Irónicamente, la Cámara Baja publicó la ley aprobada en su sitio web proporcionando un enlace de descarga a un documento en un formato patentado", agrega Oosenbrug. La Cámara Alta, por otro lado, utiliza el Formato de Documento Abierto, una norma ISO. Pasos de bebé, supongo.

 

4. Los miembros del Parlamento Europeo votan a favor de más software libre en el sector público

Las organizaciones supranacionales en el seno de la Unión Europea también están actualizando sus reglamentos. En enero, el Parlamento Europeo adoptó una iniciativa que debería impulsar la adopción de software libre en el sector público de la UE.

La iniciativa requiere que la Comisión Europea "mejore las ventajas de seguridad de las actualizaciones de software de código abierto para los usuarios" e "incremente la participación de software libre y abierto y su reutilización en y entre las administraciones públicas como una solución para aumentar la interoperabilidad".

La iniciativa, sin embargo, se vio eclipsada por el hecho de que también considera la concesión de licencias de patentes estándar y esenciales con licencias FRAND (justas, razonables y no discriminatorias) para preservar los incentivos de I + D y estandarización y fomentar la innovación. (Como señala la FSFE en su análisis de la iniciativa, las licencias de FRAND son malas para el software libre.)

Todo lo anterior está bien y es bueno, pero si no estás trabajando en o con el sector público, todo parece un poco remoto. ¿Qué pasa con las leyes que favorecen al usuario final? Bueno, completamente fuera del campo anterior, viene esta ley que pasaron en Alemania:

 

5. Alemania prohíbe los "enrutadores obligatorios"

Hasta hace poco, los proveedores de servicios de Internet (ISP) en Alemania decidían qué routers debían utilizar para conectarse a Internet. Los usuarios no tenían voz en qué dispositivos tenían que pagar e instalar en sus hogares.

Esto cambió el 1 de agosto. Una nueva ley permite a los usuarios elegir el dispositivo que se instala en sus hogares. Ahora los clientes de los ISP alemanes están autorizados por ley a utilizar cualquier dispositivo terminal que ellos elijan. Independientemente de si se trata de una conexión DSL o cable, el ISP tendrá que proporcionar la información que necesita para conectar su enrutador alternativo para utilizar Internet y la red telefónica.

 

Progreso abierto

El sector público hace las cosas a su propio ritmo, a menudo glacial. Aunque ha habido pasos audaces hacia la adopción de software libre, a menudo los pasos son pequeños. Dicho esto, la tendencia es abierta: los datos generados por las organizaciones públicas se están abriendo, se están adoptando estándares abiertos, y el software libre se abre paso en los servidores y estaciones de trabajo de propiedad pública.

Esperemos que la tendencia continúe -y se acelere- en 2017.

 
Categoria: